lunes, 13 de febrero de 2012

Ferrari entra en calor


Los medios británicos empezaron ya a esparcir por tierra, mar y aire teorías de un Ferrari mal concebido y decepcionante. La Scuderia es el enemigo natural de sus equipos y aprovechan cualquier grieta para intentar hacer cuña. Nada nuevo. El estreno de Fernando Alonso con el F2012 no fue una balsa de aceite.
El español rodó poco, debido a una avería del sistema hidráulico por la mañana que lo tuvo dos horas en boxes. Además tuvo que dominar un coche que se negaba a entrar en las curvas durante buena parte del día. El motivo es que había tal cantidad de piezas diferentes que iban siendo introducidas paulatinamente, que era imposible encontrar un reglaje noble. Fernando luchó contra un coche que se iba de atrás con severas correcciones de volante.
Pero ése es el trabajo inaplazable, antes de que el tiempo se eche encima y se aproxime la primera carrera de la temporada. Pero no todo fue negativo. En el final de la jornada se puso un fondo nuevo en el coche y una serie de piezas que podían sacarle rentas y llegaron buenas noticias. El nuevo monoplaza calienta los neumáticos duros de inmediato y consigue un gran ritmo con ellos. Hay que recordar que ésa fue una de las lacras de Ferrari en 2011. El F2012 se va calentando poco a poco y en dos semanas, en los test de Barcelona, puede presentar una cara bien distinta.
Pese a ser un coche tan diferente, no presenta carencias graves. Según el responsable técnico del equipo, Pat Fry, no hay motivos para la alarma: "La fiabilidad es buena y las prestaciones, razonablemente correctas. No estoy feliz del todo con dónde estamos ahora y no puedo estarlo hasta ver todas las variables, pero éste es un coche que tiene un gran espacio para la mejora". Un concepto repetido que da a entender que los coches de 2010 y 2011 no tenían recorrido evolutivo.
El discurso de Fry es genérico, como es su obligación a estas alturas de una nueva temporada. Cuando se le pidió un mensaje para los tifosi, el británico dijo: "Les puedo decir que estamos trabajando muy duro". También añade que no han buscado en ningún momento un tiempo sonoro. "No estamos concentrados en quitarle gasolina al coche para lograr una buena vuelta. Con sólo 12 días de pruebas antes de la primera carrera, tenemos que aprovechar al máximo todo el tiempo que tenemos. Hay que llevar los datos al simulador y elegir bien para tener un buen conjunto para Melbourne", afirma.
También pidió calma sobre la comentada suspensión delantera pull-rod, una solución que sólo ha adoptado Ferrari. "No es gran cosa, para ser sincero. Se trata de un pequeño beneficio aerodinámico en el centro de gravedad. Sé que es diferente de lo que la gente ha hecho en el pasado, pero no supone un riesgo tan grande".

Fuente: marca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario